El ascensor

La puerta del ascensor se abrió. Luc sabía que no debía entrar. Luc padecía de claustrofobia. Su nuevo ligue, Sara, había insistido en subir al bar más alto de la ciudad. Luc pensó que el poner pegas de cualquier tipo era una razón para perder, una vez más, una oportunidad con una chica.

Luc entró. Y Sara, sin saber nada, lo cogió de la mano.

–Ahora subiremos treinta pisos en casi un minuto. ¡Es algo parecido a un orgasmo!

Ya dentro y antes de que se cerraran las puertas Luc empezó a sudar. Cerró los ojos y agarró con fuerza la mano de Sara.

–¡Sara, tengo miedo!—dijo Luc con los ojos cerrados

Sara se giró y miró la cara de Luc.

–¿Miedo de qué? ¿De un orgasmo?

–¡De verdad Sara!, ¡no soporto los ascensores y menos aún el sentirme encerrado!

–¿Y por qué no me lo has dicho Luc?

–¡Tenía miedo!

–Pero, ¿miedo de qué?

–¡Miedo a deceptcionarte!

–¡Quién tenía miedo a decepcionar, era yo, Luc! –dijo Sara.

Luc abrió los ojos y la miró a la cara.

–¿Cómo dices? ¿Lo dices en serio? ¿Miedo a decepcionarme a mí? ¿Y eso por qué?

–¡Mira Luc! Me han hablado muy bien de tí y sólo pretendía sorprenderte con la altura del sitio.

Era la primera vez que oía, de la boca de una chica, semejante comentario.

Luc sonrió, e incluso sonrojó. Se sintió por la primera vez algo orgulloso.

 

Foto para el relato El asensor
Foto para el relato El asensor

De repente el minuto llegaba a su fin y llegaron al piso número treinta. La puerta se abrió y Sara soltó la mano de Luc. Desde el exterior del ascensor Sara miró la cara de Luc y notó como éste, clavado en el suelo y mirando al techo, hablaba consigo mismo de manera feliz. Sara se asustó por verlo así y apretó el botón de la planta zero. Mientras la puerta se cerraba, Sara gritó:

–La terapia te ha salido gratis, niñato. ¡Así que vete por donde has venido, payaso! ¡Vuelve a los brazos de tu madre!

La puerta de cristal del bar se abrió y dejó salir una melodía de música disco agradable. Ésta ahogaba los gritos de Luc que se perdían al bajar el ascensor.

 

Un relato de: Benjamín DÍAZ GYGER 
Una foto de: Juan Carlos LEMUS POLANÍA

 

Anuncios

¿Te gustó? Sí, no... igual déjanos tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s