En un rincón

Desde hace mucho tiempo sentía sobre la cabeza la espada, veía como el hilo, que no era de araña, se iba debilitando por la tensión a la que era sometido. Y la verdad es que no hubo manera de detener las fuerzas. A veces, cuando te enfrentás a la naturaleza, no basta ser precavido, no es suficiente analizar todos los posibles movimientos con las que esta se comporta. Haber pasado por experiencias así es estéril: aún estamos lejísimos de poder controlarla. Algunas barreras, algunas murallas podemos levantar. Pretenciosos. Pero cuando se presenta de esta forma, con este ímpetu, con semejante bastedad simplemente todo se va a la mierda. Empezar a contar las bajas, limpiar los despojos, tratar de seguir… ¿Cómo? Si no hay peor pecado que el de estar desmoralizado y yo hace rato que estoy condenado.

Por: Juan Carlos LEMUS P

Anuncios

One thought on “En un rincón

  1. vivo9090 marzo 19, 2015 / 13:58

    La verdad que tenes una linda reflexion para imaginar y pensar….
    Exelente
    Te invito que leeas mi blog !
    saludos.

¿Te gustó? Sí, no... igual déjanos tus comentarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s